Especiales

Crónica de un día victorioso

Desperté esa mañana y lo primero que hice fue ir al baño, realicé todo el protocolo de higiene, a lo que dediqué más empeño que nunca: me lavé las manos como indica la cuña del Ministerio de Salud porque el Coronavirus, así como tantas adversidades que nos han atacado desde que decidimos ser libres y soberanos, nos ha hecho ser más fuertes.

La orden presidencial era no salir de casa, el CODIV 19 es una enfermedad respiratoria que se identificó en la ciudad de Wuhan, China, y su propagación es muy rápida. Pero yo no sentía los síntomas comunes de la enfermedad, que son el goteo nasal, la tos, el dolor de garganta, fiebre y estornudos, aunque en casos más graves han explicado que da fiebre alta, neumonía y dificultad respiratoria aguda.

Y surgió el problema, necesitaba comprar 250ml de alcohol para mezclar con 100ml de agua y 100ml de glicerina líquida que tenía en casa para hacer gel anti bacterial y no caer en la especulación de algunos comerciantes. Agarré mi tapaboca, que el día anterior lo había utilizado y al llegar a casa lo dejé remojando 15 minutos en agua con sal y luego lo puse a secar.

Salí a realizar mi misión, con paso firme evité pequeños grupos que aún transitaban por la calle, llegué a un conocido local comercial que, además de medicamentos, también vende alimentos y golosinas. Mi compra la realicé sin contratiempos, al salir sentí un frío que no era normal para la época. El presidente Nicolás Maduro anunció 17 casos del virus en territorio nacional, era el comentario de las pocas cajeras que atendían a los clientes.

Maduro acaba de decretar cuarentena colectiva en Caracas, La Guaira y Miranda, además de los estados fronterizos Zulia, Táchira y Apure; incluyendo al estado Cojedes por presentar un caso similar a los otros, eran casos importados, gente que había llegado al país desde Europa o Colombia.

Apuré el paso para no exponerme al virus, ya que puede estar en el piso de la calle, en el saludo de otras personas (en las manos vive hasta por 10 minutos), en la ropa (viviendo allí por 9 horas), en pasamanos y superficies de metal (viviendo allí hasta por 12 horas). Como el virus es de gran tamaño, 400 a 500 micras, cae al suelo y si está en el aire puede quedar en cualquier tipo de mascarillas. Lo más recomendable es llegar a casa y quitarse los zapatos, colocarlos al sol o en un lugar donde lavar la suela, lavar la mascarilla y la ropa. Mantener la casa limpia.

El fármaco de origen cubano Interferón Alfa 2B Recombinante (IFNrec) ha demostrado su efectividad en el ataque al CODIV 19, por ello Italia ha pedido ayuda a la ingeniería biogenética cubana, a Venezuela y a China, esa era una buena noticia que circulaba por las redes y mientras estaba leyendo esto en WhatsApp el tiempo pasaba muy rápido.

Solo tenía que cruzar la calle y no vi cuando un auto se acercó a velocidad moderada y ¿qué creen que pasó?, no escuché cuando ya el auto estuvo muy cerca y por la ventana del copiloto salió a relucir un papel azul, impreso por el Ministerio del Poder Popular para la Comunicación e Información, el papel tenía información precisa sobre el Coronavirus, un buen amigo me estaba buscando para darme el volante informativo, la tarde había sido de bastante provecho, no debí salir a la calle a exponerme, pero salí.

Ya a salvo en casa puedo recomendar a la población que lean, retomen actividades familiares, vean películas, escuchen música, tomen fotos desde sus ventanas, estoy seguro que en este tiempo de cuarentena ganaremos mucho como personas, como humanos, como pueblo, como nación.

Por Alexander Vivas

Foto Williams Marrero

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *