Especiales

«El Torero de Catia» espacio de recuerdos y tertulias

Cada zona, cada comunidad, cada barrio posee siempre un sitio emblemático donde suelen coincidir los habitantes locales y foráneos, y «El Torero» es el sitio de referencia en Catia para viajar en el tiempo con amigos y recordar plenamente lo que en algún momento fuimos. Ubicado en la calle Maury, en las primeras casas de la urbanización Nueva Caracas, a cuadra y media de la avenida Sucre, parroquia Sucre, conocida como «Catia», una de las 22 parroquias del municipio Libertador, se encuentra el «Bar El Torero”, lugar especial para recordar y tertuliar.

Hace 30 años le regalaron una piedra del tamaño de una caja de cerveza al propietario de este local, Evaristo Soto. Con esa primera reliquia él y su socio, un torero de oficio, inauguraron el lugar y, a partir de ese momento, no pudieron negarse a ninguno de los regalos que poco a poco fueron llenando las paredes, los estantes y el techo de este restaurante que muchos reconocen más bien como «Bar El Torero».

En el bar no se baila ni se toma hasta el amanecer, pero es un lugar para recordar y hablar de otros tiempos. Todo en El Torero es de otra época. Hace más de 40 años la gente comenzó a llevar antigüedades y ahora es una suerte de museo. Sus paredes son cofres sobre las que se guardan tesoros: un teléfono de Susana Duijm; el pasamanos que dañó Luis Herrera Campíns durante la inauguración del Metro de Caracas; el secador de Lila Morillo; un traje de María Félix; obras de Armando Reverón; el maletín de José Gregorio Hernández; el traje de Fidel Castro, entre otros recuerdos.

Sus visitantes valoran que sea un local en el que aún pueden escuchar boleros, lugar muy característico por su sencillez y su sensación rudimentaria. Ahora El Torero es un museo espontáneo que “siempre tiene la cerveza bien fría” y que pone canciones viejas “de esas que te recuerdan tiempos mejores”, como describen algunos visitantes.

Cabe destacar, que el Gobierno Bolivariano del Presidente Constitucional de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro Moros, ha iniciado con el «Plan Catia«, la recuperación de espacios para el sano y libre disfrute de los catienses. Entre las obras recuperadas se encuentran las calles del boulevard, el mercado y el teatro Catia; así como, el restaurante «El Torero: espacio de recuerdos y tertulias«.

Texto: Luis Zulueta / Fotografías: Mairelys González

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *